Experiencia de usuario: Web estática vs web dinámica

Cuando se trata de páginas web la experiencia de usuario es clave. Hoy día con tanta competencia, las empresas deben enfocarse en emplear plataformas de promoción y venta de sus productos o servicios con los que los usuarios queden realmente satisfechos y eso se consigue a través del diseño UX (Diseño basado en la Experiencia de Usuario). 

 

Por esto, debes ser cauteloso al elegir el tipo de web para tu negocio: ¿estática o dinámica? Con el paso del tiempo las páginas web se han ido transformando para ofrecer a los usuarios todo lo que buscan y necesitan. Allí radica la importancia de conocer la diferencia entre estos dos tipos de web para determinar cuál te conviene más. 

Web estática vs web dinámica: Características y diferencias

Las páginas web estáticas fueron las primeras en usarse. Se caracterizan por mostrar siempre la misma información en todo momento. Los usuarios solo pueden observar dicha información, pero no pueden interactuar con la página web visitada porque carece de movimiento y funcionalidades. Los lenguajes de programación usados para hacerlas suelen ser XHTML o HTML y CSS.

Anteriormente, esta opción solía ser ideal para empresas sin muchas pretensiones con su sitio web, sino que solo quieran informar a sus clientes sobre sus productos o servicios. Por su estructura básica, suelen compartir el perfil de la compañía: quiénes son, su visión y misión. Su principal ventaja es que, al ser sencillas, su diseño y desarrollo es más rápido que el de una web dinámica y además es más barata. 

Las páginas web dinámicas, por su parte, están más enfocadas en el UX o experiencia de usuario. Por esta razón, facilitan la creación de aplicaciones dentro de la propia web, las cuales se encargan de ofrecer interacción para los usuarios que la visiten. Se caracterizan porque están en constante desarrollo y movimiento, lo que significa que se actualizan con frecuencia. 

Valora la experiencia de usuario

Estas páginas ofrecen muchas posibilidades en cuanto a diseño y desarrollo. Destacan porque pueden ser gestionadas fácilmente por cualquier persona, sin necesidad de tener conocimientos en programación, dado que se crean con la ayuda de gestores de contenido. El mejor ejemplo de página web dinámica son los blogs, ya que su característica principal es su contenido variable y constantemente actualizado.

 

Las webs dinámicas son las indicadas para empresas que quieran hacer mucho más que mostrar sus productos y/o servicios y perfil en Internet. Las páginas dinámicas permiten hacer ventas, almacenar estadísticas, recibir pagos. Además, es el tipo de web que se necesita para potenciar el engagement, ya que son las que tienen mayor facilidad para posicionarse en buscadores.

 

Si aún necesitas asesoría para crear o mejorar tu sitio web, en Lemon Digital tenemos todas las herramientas creativas y funcionales para ayudarte a destacar con tu website en las primeras posiciones de Google.

Publicado en Blog y etiquetado , , , , , .