Growth Hacking: Qué es, características, técnicas y estrategias más empleadas

El marketing para emprendedores y start-ups suele tener necesidades básicas enfocadas netamente al crecimiento del negocio e identidad de la marca. Pero incluso en grandes empresas, los esfuerzos de marketing digital buscan aumentar constantemente la base de datos de sus usuarios y leads. El Growth Hacking es un complemento esencial al departamento de mercadeo, que a través de técnicas y estrategias permitirá superar este reto.

El término growth hacking surge de una necesidad del experto Sean Ellis, quien buscaba alguien que como él, fuese capaz de configurar sistemas, procesos y actitudes para potenciar las estrategias de crecimiento de las marcas.

 “El verdadero objetivo del Growth Hacking es el crecimiento”

Sean Ellis

En su búsqueda, este popular growth hacker descubrió que mientras el marketing posee una metodología estructurada para el logro múltiples de objetivos, el hacking de crecimiento sería un complemento a esta disciplina, con aspectos esenciales tan útiles como los tradicionales pero con un enfoque muy específico para lograr el posicionamiento web de la empresa.

Para aprovechar la potencialidad en esta filosofía de consumo, el growth hacking debe adaptarse a la nueva forma de pensar de los usuarios.

Ellis expresa que la tecnología a diario modifica la forma en la que solíamos entender las cosas, entre ellas se encuentra la idea de lo que es un producto.

Así que, cuando hablamos de herramientas de software y plataformas digitales nos encontramos con varios productos que pueden ser promocionados entre sí, por lo que su diseño, difusión y distribución requieren de nuevas estrategias adecuadas al target y al canal de comunicación.

 

¿Qué es el Growth Hacking?

Es la implementación de un conjunto de técnicas con el fin de incrementar el volumen de usuarios con una inversión mínima de recursos.

Cuando hablamos de incrementar los usuarios, es importante considerar el impacto que esto puede tener en la generación de leads, clientes y de ingresos. Sin embargo, a diferencia del marketing tradicional, este pretende invertir la menor cantidad posible de tiempo, esfuerzos y presupuesto en una campaña.

El growth hacking propone una forma diferente de ver una empresa y de buscar alternativas para hacer que crezca, pero sin hacer grandes inversiones de recursos. Por ello, el trabajo del growth hacker es redefinir productos y servicios, así como su distribución para que puedan llegar a un mayor número de personas. Un growth hacker es un profesional especialista en el crecimiento de startups.

Perfil del Growth Hacker

Su trabajo es analizar lo que se va a vender, definir nuevamente las características del producto o servicio para determinar qué puede ayudar a hacerlo crecer y posteriormente distribuirlo a través de diferentes canales y con distintas acciones que puedan conseguir un alto número de leads a cambio de una inversión baja. 

perfil growth hacker

El perfil de growth hacker es esencial en las empresas de hoy día, sobre todo en las startups, que por lo general, cuentan con poco capital para invertir demasiados recursos en campañas de marketing. 

Su trabajo en la empresa comienza analizando todas las actividades o acciones que se están llevando a cabo para la atracción de clientes o la conversión. Hecho esto deberá determinar cuál es el valor de cada una y cuántos usuarios efectivos están consiguiendo dichas acciones.

Una vez que conozca esta información podrá determinar qué acciones funcionan mejor que otras e idear formas de potenciar al máximo las fortalezas de cada uno. 

Para lograr esto, un buen growth hacker debe ser analítico, de mente ágil y creativa y extremadamente curioso, ya que esto lo llevará buscar constantemente nuevas técnicas para conseguir mejores resultados. 

Este profesional también debe saber de todo un poco: desde conocimientos en programación y diseño hasta técnicas y estrategias de ventas. Su trabajo implica tomar decisiones inteligentes y acertadas en todo momento para lograr, con sus tácticas, multiplicar las conversiones siempre al coste más bajo posible. 

Características esenciales del Growth Hacking

Sabemos que una buena agencia marketing digital comprende un amplio espectro de perfiles especializados que abarcan desde la publicidad hasta la sistematización de ventas online. Pero el Growth Hacking, aunque también se basa en la creación de contenidos de interés, tiene un norte mucho más delimitado. Por esta razón, un growth hacker orienta sus recursos a un objetivo clave: El crecimiento de la empresa.

 

Para lograr esta meta es necesario contar con 3 características fundamentales:

Experticia

Para implementar técnicas avanzadas del growth hacking, es necesario tener conocimientos técnicos de diseño y programación web, desarrollo de producto y ventas. Más que ser un especialista en un servicio específico, el marketing de crecimiento demanda habilidades y destrezas que facilitan la interacción y provocan una reacción positiva por cada acción realizada.

Creatividad

Además de estar motivado por el alcance de los objetivos, el growth hacking requiere de mucha curiosidad y creatividad. Esta cualidad es muy importante, ya que permitirá descubrir diversos aspectos sobre el público meta, sus comportamientos e intereses para mejorar las oportunidades de crecimiento de la marca a través de la innovación.

Análisis

Una parte fundamental del hacking de crecimiento es la capacidad de interpretar las métricas de marketing digital. Como el growth hacking está basado en el método científico, será necesario testear y validar las técnicas empleadas hasta obtener los resultados esperados.

5 Técnicas populares del Growth Hacking

Es probable que a diario interactúes con algunas tácticas del growth hacking sin siquiera saberlo. Pues, son muchas las empresas reconocidas que implementan estas técnicas en sus estrategias para seguir potenciando el impacto que tienen sobre sus consumidores. Entre las más populares se encuentran:

1. Redes Sociales: El canal predilecto para el crecimiento. A través de concursos y contenido viral, las redes sociales son un gran aliado para las start-ups y emprendimientos de cualquier rubro.

2. Gamificación: Pensando en cómo mejorar la interacción con el usuario, surgió la estrategia de gamificación con opciones como tutoriales, rankings, invitaciones dinámicas, acumulación de puntos, formularios interactivos, pop-ups inteligentes y más.

3. Freemium: Es un modelo que puede ser aplicado en casi todos los negocios, consiste en captar y fidelizar a los usuarios ofreciendo muestras gratuitas. Sin embargo, es necesario establecer límites y generar expectativa sobre otras funcionalidades para que los usuarios decidan adquirir tu producto.

4. Referrals: Consiste en incentivar a los usuarios o consumidores a compartir tu idea de negocio o producto, ofreciendoles una recompensa por su colaboración. Puedes emplear recursos como premios, descuentos, bonos o clasificaciones basadas en la escalabilidad de su perfil.

5. Invitaciones exclusivas: Una de las estrategias más poderosas es hacer que los usuarios se sientan especiales. Por eso, ofrecer la posibilidad de enviar invitaciones exclusivas a través del email marketing, hará que tanto el usuario que comparte el acceso como el invitado, se sientan más comprometidos con el uso de tu plataforma, servicio o producto.

Growth Hacking: Beneficios para tu estrategia digital

El growth hacking complementa al marketing enfocándose en la conectividad con los usuarios y en la innovación. En este caso, los cambios y mejoras pueden ser aplicadas al desarrollo del producto o a la estrategia de difusión. Las principales ventajas de emplear el hacking de crecimiento son:

 

  • Mayor alcance de la marca
  • Diferenciación de la competencia
  • Incremento de ventas y base de datos
  • Reducción de costos
  • Aumento del engagement

 En Lemon Digital reunimos lo mejor de cada tendencia de marketing online para garantizar los mejores resultados en tus conversiones.


Posted in Blog and tagged , , , , , .