Cómo sobrevivir al bloqueo de cookies de terceros de Google Chrome

Con el uso cada vez más extendido de Internet, los usuarios han comenzado a preocuparse por su privacidad. Un caso de injerencia muy notorio para las personas ha sido el de los anuncios personalizados gracias a la publicidad programática. Esto ha sido posible debido al uso de cookies, que son rastreadores que almacenan información de los usuarios.

Sin embargo, esto no seguirá sucediendo por mucho más tiempo. En un plazo de dos años, las cookies de Google Chrome desaparecerán. El gigante de Internet ha anunciado que llevará a cabo el bloqueo de cookies de terceros en sus servicios, de manera que servicios o proveedores externos a las webs ya no podrán recopilar datos de los usuarios. 

Diferencias entre cookies propias y de terceros

Las cookies son una herramienta diseñada para rastrear la navegación de los usuarios en Internet y recopilar datos sobre ellos. Estos rastreadores son útiles para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios, pero también para personalizar anuncios. Es por esto que se distinguen dos tipos de cookies: las propias y las de terceros.

 

Cookies propias

Las cookies propias son las cookies que genera la propia página web que se visita. Un ejemplo de este tipo cookies son las de inicio de sesión, que son las que permiten entrar y salir de una cuenta sin tener que ingresar los datos siempre. Dentro de estas cookies también están las de personalización, cuya función es recordar cómo el usuario ha interactuado con los diferentes apartados de la página en cuestión. 

 

 

 

 

Cookies de terceros

Las cookies de terceros más que mejorar la experiencia del usuario, tienen como objetivo recopilar información para utilizarla en publicidad. No las genera la página web que se visita, sino proveedores externos que quieren obtener datos estadísticos, gustos de los usuarios, entre otras cosas. 

 

Recomendaciones para afrontar el bloqueo de cookies de terceros

Las cookies que Google Chrome comenzará a bloquear son las de terceros. Por ello, no permitirá que las compañías coloquen rastreadores en las webs para conseguir un perfil de los usuarios en función de su historial de navegación.

Esta medida supone un cambio drástico en la industria de los anuncios y estos deberán pasar por un periodo de adaptación. Mientras tanto, los sitios web pueden prepararse aplicando algunos cambios. 

Estas son algunas de las recomendaciones más importantes: 

  • Obtener cookies directamente. Para no perder el rastro de tu audiencia, debes revisar qué has configurado y qué opciones tienes para que te apoyes en tus propias plataformas como sitio web, correo electrónico, blog, etc.
  • Comenzar a recopilar datos propios. Si aún no lo haces, utiliza herramientas en tus plataformas que te ayuden a obtener información sobre tus clientes de forma directa. 
  • Respetar la privacidad de tus clientes. El bloqueo de cookies de terceros de Google es una oportunidad para ser menos invasivo con los usuarios y ofrecer mayor protección a su privacidad. Idea nuevas formas de comunicarte con ellos

cookies terceros bloqueoGoogle afirma, además, que la idea es que los usuarios puedan continuar recibiendo publicidad personalizada, pero sin que los anunciantes tengan acceso a información tan intrusiva como la que se obtiene con las cookies. Para ello aseguran que estarán trabajando en el desarrollo de herramientas tecnológicas más adecuadas. 

Si necesitas ayuda con tu estrategia de anuncios o posicionamiento en Google, en Lemon podemos ayudarte. Pregúntanos cómo.

Posted in Blog, Marketing automation and tagged , , , , .